Imprimir
Visto: 939

Santa Teresita del Niño Jesús dice en la última carta dirigida al sacerdote que le habían designado como hermano espiritual: "No puedo temer a un Dios que por mí se ha hecho pequeño. Yo lo amo. De hecho, él es todo amor y misericordia".

Desde la Delegación de Enseñanza y Catequesis os deseamos a todos una feliz y entrañable vivencia de la Navidad. Que nuestros corazones se enamoren locamente de este Dios que por cada uno de nosotros se ha hecho pequeño.