Imprimir

Se ha publicado recientemente por parte de la Conferencia Episcopal la estadística de alumnado matriculado en Religión en el presente curso escolar.

A nivel nacional, la media de alumnado que elige la asignatura de Religión es del 59,85%, lo que se traduce en que son más de tres millones de alumnos los que cursan la asignatura en España. En nuestra Diócesis de Oviedo ese porcentaje es del 60,56%. Por etapas: 63,30% de Infantil, 63´50% en Primaria, 64´10% en Secundaria y el 33% en Bachillerato eligen la asignatura de Religión. Más de 64.000 alumnos están cursando la asignatura de Religión en Asturias este año.

 

A la luz de estos datos podemos afirmar que cuando las familias, año tras año, eligen la asignatura de Religión para sus hijos es porque se están haciendo las cosas bien. La asignatura de Religión ayuda a la formación integral del alumno y cuenta con un profesorado implicado, actualizado y con una muy buena formación pedagógica y teológica.

 

Con la nueva ley (LOMLOE) que entra en vigor el curso próximo y que

pretende formar personas adultas y competentes para la sociedad, la enseñanza de la Religión aporta un plus que es valorado por las familias porque ayuda a formar personas con criterio.

 

Animamos a las familias a que el próximo curso matriculen a sus hijos en Religión, es una oportunidad para que crezcan como personas, desarrollen su interioridad, aprendan y admiren la belleza de la cultura que ha generado la fe, tomen conciencia de la importancia de la sostenibilidad del planeta y de la inclusión y cuidado de las personas.